IEB

    Compartir

Noticias

Entrevista a Egresada IGS: María Francisca Cataldo, Ingeniería Financiera

María Francisca Cataldo, egresada de 28 años de la carrera de Ingeniería Financiera del Instituto Guillermo Subercaseaux, trabaja hoy como Ejecutiva de Cuentas en el Banco BCI, antes de eso, realizó su práctica profesional en el mismo banco gracias a un convenio que el IGS mantiene con BCI. En la siguiente entrevista Francisca nos cuenta su experiencia antes de convertirse en Ejecutiva de Cuentas.

Antes de estudiar Ingeniería Financiera en el IGS estudiaste Técnico en Gastronomía ¿Cuál fue tu experiencia en esa carrera?

Trabajé durante 10 años en el rubro de la gastronomía; llegué a ser dueña de una banquetera que terminé vendiendo a mi ex socio en donde tuvimos como clientes a Manpower, Canal 13, Manantial y otras empresas.

La experiencia de ser independiente tiene sus lados positivos; el hecho de ser tu propio jefe y tener buenos ingresos, pero es algo que te demanda mucho tiempo, es un trabajo 24/7 donde muchas veces no se descansa en feriados ni fines de semana, con muy poco tiempo para la familia. En cierto punto concluí que no era la vida que quería; ganar dinero y no tener tiempo para disfrutarlo no me hacía sentido.

¿Qué te motivó a estudiar Ingeniería Financiera?

Cuando entré a estudiar gastronomía mi otra opción era Ingeniería Comercial, y cuando me quité el gustito de haber estudiado una carrera que de verdad me apasionaba y haber trabajado en ella 10 años, decidí que era tiempo de estudiar esta otra carrera pendiente en la cual sentía que terminaría trabajando el resto de mi vida.

Finalmente me decidí por estudiar Ingeniería Financiera porque estaba más centrado en los números, a diferencia de Comercial que abarca un poco de todo, y trabajando como Chef Ejecutivo estuve a cargo estandarización de procesos, compra de materiales, control de los valores de mano de obras y otros procesos que me recordaron mi amor por trabajar con números.

Actualmente trabajas en el área comercial del Banco BCI, muy diferente a tu primera carrera ¿Cómo te sientes trabajando acá?

En un comienzo el área comercial para trabajar no me gustaba, pero había recibido muy buenas referencias del Banco BCI y me daba lo mismo dónde trabajar con tal de entrar allí, y cuando me tocó hacer la práctica profesional se me dio la oportunidad de trabajar en el área Comercial y no lo dudé.

Una vez dentro me comencé a percatar que tenía condiciones para esta área y que incluso me terminó gustando. Finalmente me di cuenta que antes vendía comida, ahora sigo vendiendo pero otro producto. Ahí me di cuenta de que uno como estudiante se puede hacer una visión errada de un campo laboral sin conocerlo realmente y que hay que darse una oportunidad: la teoría y la práctica son realidades muy diferentes.

Como consejo puedo decir a los actuales estudiantes que no se queden sólo con las impresiones que dan las clases sobre el mundo laboral, afuera no es tan cuadrado como se ve desde la teoría, además que la Ingeniería Financiera es muy amplia y tiene muchas aristas para desarrollarse.    

¿Cómo fue tu proceso profesional para llegar a trabajar donde estas hoy?

Comencé en la práctica profesional trabajando en Recoleta y luego me enviaron a Matucana, allá la jefa de oficina dijo que yo tenía que pasar a ser ejecutiva sí o sí, y fue ella quien me postuló y me enseñó a ocupar los sistemas. Luego al terminar mi práctica me llamaron para iniciar el proceso de entrevistas para el cargo y en un mes finalmente quedé como ejecutiva pool (puesto que cubre a ejecutivos con licencias, vacaciones u otros imprevistos).

Como ejecutiva pool tuve la oportunidad de irme a trabajar al sur por un plan verano; estuve en Puerto Montt, Valdivia y Chiloé; una gran experiencia donde pude aprovechar de conocer bastante, además que el banco pagaba pasajes en avión y hotel.

En total pasé por 8 oficinas antes de llegar a mi actual trabajo de Ejecutiva de Cuentas; Recoleta, Matucana, Seminario, San José de Maipo, Mall Plaza Tobalaba y las tres en el sur, y nunca tuve una mala experiencia que me hiciera replantearme el trabajo, el ambiente ha sido muy grato y ha sido fundamental para decidir permanecer aquí.

¿Consideras que el Instituto Guillermo Subercaseaux fue un aporte para llegar a donde estás hoy?

Si, por supuesto que sí, existen ramos que te ayudan a saber cómo referirte a determinados clientes, sobre todo el módulo Banca Persona, donde simulamos una atención real a personas y en su momento no me los tomé en serio, sentía un poco que era jugar a hacer algo que uno en su momento no sabía, pero cuando comencé a trabajar como ejecutiva me di cuenta lo mucho que me ayudó esa práctica que me asignó realizar el Instituto.

También cuando comencé a trabajar me percaté que mis compañeros de ese momento, que eran Ingenieros Comerciales, no tenían los conocimientos que yo manejaba sobre instituciones bancarias; legislación bancaria, deudas financieras, productos bancarios u otras cosas que para mí eran básicas. Eso me sorprendió, eran profesionales que venían de universidades de renombre y que no contaban con los conocimientos que yo adquirí en el IGS, ahí me di cuenta realmente que el instituto nos prepara y nos especializa para trabajar en el sector de los servicios bancarios y financieros.